KAY
Mezcla de ovejero, bóxer y “minipímer”, sube, baja, va, viene, se baña, se restriega en todo, provoca y demanda el juego, escarba, obedece a todos y nos quiere a todos.
Él sabe que es la mascota del grupo. Es consciente de que no es el único pero nos ha ladrado que es el más joven de los tres y el más antiguo en el JAS.
Amigo de todos lo perros con que se cruza, sólo tiene una debilidad: correr las vacas por riscos y praderas. Su principal defecto: se queja mucho… de su amo.
Apodado el “chupalatas”, no trae bocadillo, pero a todos nos saca algo, sobre todo el caldito de mejillones, caballas y sardinas variadas


   
     
  Volver a "quienes somos"