Sr. Consejero de Medio Ambiente
de la Comunidad de Madrid


Copias:
Presidencia de la Comunidad de Madrid
Subdirección General de Innovación Tecnológica
Sr. Director Centro de Interpretación de la Pedriza
España Directo TVE
El País
La SER
Grupo Parlamentario PSOE Comunidad de Madrid


El pasado jueves 11 de Diciembre, como todos los jueves desde hace siete años (con frío, calor o nieve) un grupo de amigos nos reunimos para disfrutar de la sierra de Madrid, incluso hemos dado nombre a ese grupo “Los Jueves al Sol” (www.losjuevesalsol.net). En esta ocasión nos dirigimos al Parque Regional de la Pedriza para realizar una marcha por el PR que va desde el collado de Quebranta Herraduras hasta la Maliciosa chica, por la Sierra de los Porrones. Una vez iniciada la marcha nos encontramos con un cartel que advertía: “Precaución, cacería de jabalíes”, algo que nos dejo perplejos, no sabíamos que precauciones debíamos tomar, ya que nosotros no íbamos armados y tampoco sabíamos si es que esa precaución se refería a tener que ir escondiéndonos tras los árboles o ir reptando por el camino. En ningún caso vimos señal alguna de prohibición. Tampoco el guarda forestal que encontramos nos negó el paso. Eso si, volvió a indicarnos que tuviéramos “precaución”, a lo que le respondimos que si no estaba prohibido pasar, los que tenían que tener esa “precaución” eran los que iban armados, no nosotros.

Continuamos nuestro camino por el corta fuegos que lleva a la Maliciosa chica, en el que cada 50 metros nos fuimos encontrando apostado un cazador, (con escopeta incluida) y que atribuyéndose mas derechos que nosotros sobre el disfrute del Parque Regional nos increparon por seguir nuestra marcha, que en ningún momento la autoridad del parque había prohibido. Discusión que se elevo de tono cuando uno de los cazadores insultó al grupo, no llegando a mayores, gracias a nuestro buen juicio. Proseguimos la marcha haciendo caso omiso de sus provocaciones. Transcurridos unos minutos dicho cazador comenzó a disparar al aire su escopeta, creemos que con el fin de intimidarnos con las armas ya que con las palabras no lo consiguió, y hacernos desistir de la ruta programada, Algo que consiguieron puesto que viendo su actitud no estábamos dispuestos a arriesgar nuestra integridad física y decidimos desviar la marcha campo através en dirección a Peña Blanca alejándonos del PR. La nueva ruta que iniciamos, para los que conocen el lugar, saben que es bastante agreste, jaras, piedras y nieve la hacen casi intransitable al no haber camino marcado.

Este relato que le acabamos de exponer se nos antoja bastante lamentable a un grupo que utilizamos los jueves para la expansión y el relax en la montaña y que por la poca sensibilidad del responsable que autoriza estas cacerías, no solo hace reventar esta excursión si no que provoca un enfrenamiento entre cazadores y montañeros, además del peligro que entraña el poder ser herido por una bala perdida de estos, que nos demostraron ser capaces de disparar a todo lo que se mueve a su alrededor.

Este escrito queremos que sirva como muestra de nuestra mas enérgica repulsa a que el Parque Regional de la Pedriza se utilice como coto de caza y mucho menos autorizar estas cacerías con montañeros dentro del parque.

También queremos recordarle al Sr. Consejero de Medio Ambiente y a los responsables del parque que en el Centro de Interpretación debe haber Hojas de Reclamaciones donde los usuarios podamos hacer las quejas que creamos oportunas. Según los siguientes decretos:

Decreto 152/2001 de 13 de septiembre. Reglamento de la Ley 11/98, de 9 de julio, de protección de los consumidores (BOMA 03-10-01)
Orden 2844/2002 de 7 de junio. Modifica la hoja de reclamaciones del Anexo del Decreto 152/2001 (BOMA 14-06-02)
Derecho del que nosotros no pudimos hacer uso de forma oficial por carecer dicho centro de las hojas oportunas, utilizando para ello lo único disponible, aunque poco ortodoxo un libro de visitas.
.Reciba un saludo, de este grupo de amigos que lo único que pretenden es seguir disfrutando de sus “Jueves al Sol” en la sierra de Madrid. Sin más obstáculos que los que ya de por si pone la naturaleza.

 


Madrid a 14 de Diciembre de 2008