LAS NECESIDADES ENERGÉTICAS DEL SER HUMANO

Las necesidades de energía de cualquier ser vivo se calcula como la suma de varios componentes. A la energía requerida por el organismo en reposo absoluto y a temperatura constante se le llama Tasa de Metabolismo Basal (TMB), que es la mínima energía que necesitamos para mantenernos vivos. Normalmente se consume la mayor parte de las calorías de los alimentos que ingerimos. Se calcula que la tasa de metabolismo basal para un hombre tipo se sitúa en torno a los 100 W, que equivale al consumo de unos 21 gr. de glúcidos (o 9,5 de grasas) cada hora.

La tasa metabólica depende de factores como el peso corporal, la relación entre masa de tejido magro y graso, la superficie externa del cuerpo, el tipo de piel o incluso la adaptación a una determinada temperatura externa. Los niños tienen tasas metabólicas muy altas (mayor relación entre superficie y masa corporal), mientras que los ancianos la tienen más reducida. También es algo más baja en las mujeres que en los hombres (mayor cantidad de grasa en la piel). Por otro lado, si nos sometemos a una dieta pobre en calorías o a un ayuno prolongado, el organismo hace descender notablemente la energía consumida en reposo para hacer durar más tiempo las reservas energéticas disponibles, pero si estamos sometidos a estrés, la actividad hormonal hace que el metabolismo basal aumente.

Existen fórmulas complejas que dan el valor de las necesidades calóricas en función de la talla, el peso y la edad.

Determinación del índice o tasa metabólica basal (TMB):

Ecuaciones de Harris y Benedict

Hombre: TMB = 66 + (13.7 x Peso en kg) x (5 x Talla en cm) - (6,8 x edad)

Mujer:
TMB = 65,5 + (9.6 x Peso en kg) x (1,7 x Talla en cm) - (4,7 x edad)

También se han confeccionado tablas que muestran las necesidades calóricas en las diferentes edades, teniendo en cuenta el peso, la talla y el sexo.

Ingesta de calorías recomendadas en relación a la altura y al peso
Recomendaciones RDA

 

   
Racion media de Kcal. b
Categoria
Edad (años) o condición
Peso (kg.)
Altura (cm.)

TMB (kcal) a

Multiplo TMB
Por kg.
Por dia c
Lactantes
0,0-0,5
6
60
320
-
108
650
0,5 - 1,0
9
71
500
-
98
850
Niños
1 - 3
13
90
740
-
102
1.300
 
4 - 6
20
112
950
-
90
1.800
7 - 10
28
132
1300
-
700
2.000
Varones
11 - 14
45
157
1.440
1,70
55
2.500
15 - 18
66
176
1.760
1,67
45
3.000
19 - 24
72
177
1.780
1,67
40
2.900
25 -50
79
176
1.800
1,60
37
2.900
51 - +
77
173
1.530
1,50
30
2.300
Mujeres
11 - 14
46
157
1.310
1,67
47
2.200
15 - 18
55
163
1.370
1,60
40
2.200
19 - 24
58
164
1.350
1,60
38
2.200
25 - 50
63
163
1.380
1,55
36
2.200
51 - +
65
160
1.280
1,50
30
1.900
Embarazo
1er. Trimestre
-
-
-
-
-
+ 0
2er. Trimestre
-
-
-
-
-
+ 300
3er. Trimestre
-
-
-
-
-
+ 300
Lactantes
1er. Trimestre
-
-
-
-
-
+ 500
2er. Trimestre
-
-
-
-
-
+ 500

a :TMB=Tasa de Metabolismo Basal. Cálculo basado en ecuaciones de la FAO y después redondeados.

b :En el intervalo de actividad ligera a moderada, el coeficiente de variación es de 20%.

c :Las cifras están redondeadas.

Nota: Las raciones, expresadas como ingestas diarias a lo largo del tiempo, están destinadas a cubrir las variaciones individuales entre la mayoría de las personas normales, en condiciones de estrés ambiental habitual. Las dietas han de basarse en el consumo de alimentos variados, con el fin de proporcionar todos los nutrientes necesarios para cubrir los requerimientos humanos.


Actividad física
Si en vez de estar en reposo absoluto desarrollamos alguna actividad física, nuestras necesidades energéticas aumentan. A este factor se le denomina "energía consumida por el trabajo físico", y en situaciones extremas puede alcanzar picos de hasta cincuenta veces la consumida en reposo.
La siguiente tabla nos da una idea aproximada de en qué medida varía la energía consumida, respecto a la tasa de metabolismo basal, en función de la actividad física que realicemos:

Variación de la Tasa de Metabolismo Basal con el ejercicio

Tipo de actividad
Coeficiente de variación
Kcal./hora (hombre tipo)
Ejemplos de actividades físicas representativas
Reposo
TMB x 1
65
Durante el sueño, tendido (temperatura agradable)
Muy ligera
TMB x 1,5
98
Sentado o de pie (pintar, jugar cartas, tocar un instrumento, navegar por Internet, etc.)
Ligera
TMB x 2,5
163
Caminar en llano a 4-5 km/h, trabajar en un taller, jugar al golf, camareras, etc.
Moderada
TMB x 5
325
Marchar a 6 km/h, jardinería, bicicleta a 18 km/h, tenis, baile, etc.
Intensa
TMB x 7
455
Correr a 12 km/h, mina de carbón, jugar al fútbol o al rugby, escalada, preparar páginas WEB, etc.
Muy pesada
TMB x 15
1000
Subir escaleras a toda velocidad o atletismo de alta competición

Mantenimiento de la temperatura corporal

Un último factor sería la energía requerida para el mantenimiento de la temperatura corporal. En este concepto se consume la mayor parte de la tasa de metabolismo basal, y cualquier variación de la temperatura externa influye notablemente en nuestras necesidades energéticas. Se calcula que en los trópicos (temperaturas medias mayores de 25º) el metabolismo basal disminuye un 10% aproximadamente.

NOTA: Estas tablas son únicamente orientativas. Hay que tener en cuenta que cada persona hace un uso diferente de los nutrientes que ingiere, con mayor aprovechamiento en unos casos y peor en otros, por lo que siempre habrá variaciones individuales sobre las calorías indicadas en las tablas. También debemos tener en cuenta que estas necesidades energéticas de alimentos pueden aumentar o disminuir en situaciones como la enfermedad o el estrés.